Definición del Ángulo del Cuello

La submentoplastía, como se conoce la cirugía de definición del ángulo del cuello, es un procedimiento cosmético en el cual se tensa el músculo platismal que reviste todo el cuello. Específicamente, logra esto a nivel de la parte del cuello que queda bajo el mentón  (la parte central del cuello). Los candidatos a beneficiarse de esta cirugía, son aquellas personas que presentan una pobre definición del ángulo submental o ángulo central del cuello.  Idóneamente, este ángulo debe ser de menos de 90 grados.

Submentoplastía + Liposucción

Frecuentemente, la submentoplastía se combina con la liposucción de cuello, especialmente cuando la persona presenta una acumulación significativa de grasa en el área central (doble barbilla o 'double chin’), en  muchas ocasiones, envolviendo las áreas laterales del cuello.  También, cuando se necesita definir el contorno mandibular, se profundiza el ángulo inferior del mentón y se expone el músculo platismal para redefinirlo.


La liposucción de cuello de por sí, puede ayudar a disminuir cierta caída de piel en exceso, distribuyéndola mejor en una superficie más amplia. No obstante, cuando la caída de piel es demasiada, se requiere eliminar el exceso mediante un levantamiento de cara y cuello, que necesita una incisión la cual puede limitarse al pliegue anterior de la oreja - levantamiento de cara de incisión mínima-solamente, así como extenderse a distintos grados por el surco detrás de la oreja - levantamiento de cara y cuello extendido.


¿Cómo se efectúa una submentoplastía?

La submentoplastía se logra a través de un pequeño corte en la piel debajo de la barbilla o pliegue submental. Esto permite el acceso al ángulo submental para lograr aislar el músculo platismal central. En algunos pacientes, es necesario aspirar primero la grasa que recubre el cuello mediante una liposucción, para así exponer el músculo. Una vez el músculo está aislado, de la grasa, se define su línea central y se levanta un poco a cada lado de ésta. Esto a su vez, expone lo que se conoce como la grasa subplatismal, que en muy pocas personas pudiese necesitar moldearse o conservadoramente removerla, dependiendo del grado de acumulación.

Una vez el músculo está aislado, se hacen unos pequeños cortes en el músculo, transversos, bajos en el cuello. Se toman unos puntos degradables plegando el músculo platismal y reforzando los márgenes expuestos creando un cruce de los puntos, estilo "corsé". Este trabajo en el músculo platismal acentúa el ángulo submental produciendo una mejor definición del cuello y un perfil definido.

Ciertas personas que presentan una deficiencia en la proyección del hueso de la mandíbula, se benefician al colocar un implante de mentón lo cual aumenta el efecto de definición submental y armoniza el perfil para guardar una mejor relación con la nariz y el resto de la cara. ¡Consúltanos!